¿Dijiste maratón de aves?

Birdathon_300pxLa palabra birdathon (maratón de aves), según esta fuente, fue utilizada por primera vez en 1976 “para describir un evento de recaudación de fondos, en el cual los participantes solicitan donaciones por la cantidad de especies de aves que puedan contar durante la duración del evento”. Hoy en día las organizaciones a favor de las aves en todo el mundo organizan maratones de observación para recaudar fondos y promover la cultura en torno a las aves. En la Península de Yucatán tenemos nuestro propio maratón de aves, el Xoc ch’ich’, parte del Festival Toh de las Aves. En lengua Maya, xoc significa contar, ch’ich’ significa ave. El territorio para esta competencia es el estado de Yucatán. El año pasado participamos por primera vez con el Equipo Sihunchen, y publicamos un reporte completo. La meta final este año fue el Hotel Mayaland, literalmente a tiro de piedra de El Observatorio de Chichen Itzá.

DidYouSayBirdathon

Los pajareros no corren durante un maratón de aves, espantarían a todos los pájaros. Quizás sean vistos cruzando a la carrera algún estacionamiento, a fin de abordar sus vehículos después de una rápida comida, listos para seguir pajareando. Al pajarear lo harán cuidadosamente, caminando juntos tan silenciosamente como sea posible, deteniéndose cuando sea necesario, utilizando sus binoculares, teleobjetivos y guías de campo mientras atraviesan diferentes ecosistemas, sin detenerse en ningún sitio en particular.

Con algo de suerte, un clima aceptable y una ruta inteligente con algunas opciones tipo “plan B”, verán muchas aves de esta manera, precisamente el objetivo en un maratón de aves. Antes de que termine el tiempo establecido en las reglas del maratón, los equipos deberán preparar sus listas finales de especies y entregarlas al jurado para su consideración. El equipo con el mayor número de especies confirmadas gana.

Los maratones de aves se hacen para que sean divertidos, no descaradamente competitivos. Lo más importante es pasarla bien, descubrir lugares para futuras pajareadas, conocer a otros aficionados a las aves y aprender cosas nuevas. Los participantes hacen un aporte a la “ciencia ciudadana”, ayudando a recaudar fondos para programas de conservación de avifauna y participando en lo que de hecho es un censo de especies, pues la información obtenida es archivada para futuras consultas.

Pijije ala blanca (Dendrocygna autumnalis). Fotografiados en el CRIT de Mérida. (Foto © Ivan Gabaldon).

El sistema de honor

Esencial para un buen maratón de aves es la aplicación voluntaria del sistema de honor. Los participantes deben apegarse a los principios éticos de observación de aves, y ser 100% honestos con sus listas. Sin ese compromiso con la verdad, la información recopilada pierde todo valor y la competencia pierde todo encanto. La lista debe ser una transcripción fidedigna de lo que realmente pudo verse, escucharse e identificarse, más allá de toda duda razonable. Los capitanes de equipo deben ser especialmente responsablemente en la aplicación de estos principios, y transmitirlos a pajareros de menor experiencia. Esto significa que no son aceptables las “listas optimistas”: en caso de duda, el ave queda fuera de la lista. Lo mismo aplica para esa ave común que siempre está por ahí, pero elige no dejarse ver el día del maratón de aves: no entra en la lista.

El Equipo Pronatura, trabajando duro. (Fotos © Ivan Gabaldon)

El Maratón de aves Xoc ch’ich’ 2012: ¡el equipo de Pronatura cumple!

Este año tuve la suerte de ser integrado, a última hora, al Equipo Pronatura (gracias a Ana Raymundo, Marigel Campos y Jacqueline Aldana). Comenzamos a pajarear el Sábado (Nov 24) antes del amanecer en el CRIT de Mérida y continuamos todo el día, moviéndonos hacia el Golfo, haciendo una única pausa para un breve almuerzo, finalmente viajando nuevamente hacia el sur hasta alcanzar nuestro destino para la pernocta, el Hotel Mayaland. Al día siguiente, nuevamente antes de la primera luz, salimos del hotel para hacer una agradable y provechosa caminata en los senderos cercanos. Antes de las 10:00 estábamos de regreso, sentados a la sombra de gigantescos árboles en la terraza del Hotel Mayaland mientras compilamos nuestra lista. El primer día nos enfocamos en especies acuáticas, el segundo nos dedicamos a especies de la selva.

Nuestra lista final: 160 especies, 5 de ellas endémicas. Sorpresivamente dejamos de ver varias especies comunes, como las omnipresentes Chachalacas, y casi no vimos águilas o halcones, con excepción de la Aguililla Caminera y la Aguililla Negra Mayor. Por momentos pareció como que no veríamos ninguna Chara Yucateca (Cyanocorax yucatanicus), una especie endémica bastante común, hasta que finalmente se dejaron ver. Ninguna de las especies en nuestra lista fue cuestionada por el jurado.

Participantes, jueces y miembros del comité organizador, durante la ceremonia de cierre del Festival Toh 2012. (Fotos © Iván Gabaldón)

¡Ganar fue la guinda en el pastel!

Después de nuestra excelente experiencia, recibimos la noticia sorpresiva: el Equipo Pronatura y el equipo The Last, but not the Least Bitter(ns), ambos con 160 especies, empataron en el Primer Lugar del Maratón de Aves Xoc Ch’ich’ Clásico.

Un Premio Especial fue otorgado a The Last, but not the Least Bitter(ns), por haber superado con creces al Equipo Pronatura en especies endémicas, con conteo de 11 contra 5. The Last, but not the Least Bitter(ns) son: El guía Guilmer,  y los pajareros Rosana Gonzales, James Bibo y Cherie Pitillo. ¡Bravo!

En la Categoría “Light” del maratón, el equipo Jats’uts ch’iich’oóh, formado por estudiantes de  la Universidad de Oriente y el Instituto Tecnológico Superior de Valladolid, lograron el Primer Lugar con 196 especies. El guía del equipo fue Mario Alejandro Marín Ucan, y participaron Gilda Caamal, Nidia Arjona, Ivette Colli, Blanca Flor Oy, Jose Alfredo Cocom, Noemi Cupul y Willebaldo Canul. ¡Felicitaciones!

Los nombres y fotos de los equipos ganadores están en el álbum en FaceBook del maratón.

¡Felicitaciones a todos los participantes! Nos vemos de nuevo el año que viene.

¡Agradecimiento especial para Pronatura Península de Yucatán, el comité organizador del Festival Toh y los patrocinantes!

Equipo Pronatura. Atrás, de izq. a der.: Fausto Lugo, Maria Andrade, Ezequiel Cauich Cauich, Melanie Ingalls, Michael Blust, Evangelina Novero Blust; adelante: Gonzalo Domínguez y Victor Marín. (Foto © Iván Gabaldón)

Presentando al Equipo Pronatura

Fanfarria de trompetas, por favor, para presentar a mis magníficos compañeros de equipo:

– De los EEUU, tuvimos a Mike y Evangelina Blust, y a Melanie Ingalls, todos ellos voluntarios del Cuerpo de Paz con base en Hidalgo, quienes viajaron a la Península especialmente para el maratón. Mike, profesor de entomología de Vermont, se declaró “pajarero principiante en lo que respecta a las aves de Yucatán”, pero demostró ser un miembro altamente calificado del equipo. Su esposa Evangelina, profesora de sociología, es también pajarera y fanática entusiasta de los Flamencos. “Sobre todo sigo a Mike”, bromeó en algún momento, “él ha estado compitiendo con su hermano desde que eran niños”. Melanie Ingalls es otra hábil pajarera, cuya experiencia incluye haber trabajado localmente con Audubon en Los Angeles. Tiene gran habilidad para describir breves visiones de aves, y utilizó su propio código para escribir “la lista”, descomponiendo los nombres de la saves en sus inciales (como GA por Garceta Azul, aunque esa es fácil).

– De Mérida tuvimos a María Andrade, Directora General de Pronatura Península de Yucatán. María sabe más de pajaros de lo que deja ver, compartió con nosotros su buen humor y gran conocimiento de la Península, y además trajo cosas deliciosas para comer. Estuvo siempre trabajando con su cámara DSLR, fotografiando aves y documentando el progreso del equipo. Incluso cuando no podíamos notarlo, estuvo recibiendo reportes del resto del equipo de producción del Festival Toh, pues se trata del tercer año consecutivo en el que PPY asume la dirección del evento.

– También de Mérida, e igualmente ocupado con su cámara, tuvimos a Gonzalo Domínguez, un buen amigo de previos encuentros. Gonzalo descubrió el mundo de las aves hace tres años y no ha mirado atrás. Es un dedicado fotógrafo, ganador este año del Segundo Lugar en el Concurso de Fotografía de Aves (Categoría Público General) del Festival Toh 2012. ¡Felicidades! Al igual que María y este servidor, Gonzalo intentó aprovechar las cortas ventanas de oportunidad fotográfica y estuvo siempre atento al pájaro que el grupo aún no había visto, escondido alto entre las ramas.

– De Campeche tuvimos a un jugador vital, Ezequiel Cauich Cauich, guía de naturaleza certificado y productor de miel. Ezequiel ha aprovechado las iniciativas de Pronatura, estudiando para convertirse en guía de aves y aprendiendo inglés. Fue un agradable compañero y avistó varias especies para el equipo. También fue interesante escucharle hablar sobre su operación de apicultura. Tiene su base en la comunidad 20 de Noviembre, y sus altamente recomendables servicios de guía pueden concertarse escribiéndole a ezequielcauich@hotmail.com, o mejor aún (ya que su acceso a internet es limitado), llamándole directamente al celular 983 836 6467

– Nuestro gran capitán de equipo fue el maestro de guías de aves, Victor Marín. Quedé asombrado por su conocimiento, rápido como el rayo para identificar especies oídas y vistas, ambas cosas sucediendo a veces al mismo tiempo. Nos guió en una carrera contra el tiempo, siempre de buen humor y compartiendo su conocimiento con generosidad. Victor consistentemente nos impulsó a identificar las aves antes de hacerlo él, “¿Cuál sería el punto si yo las identifico todas?”, comentó con toda razón. Trajo consigo un potente teleobjetivo con su trípode. Los pajareros interesados en un excelente guía pueden contactar a Víctor a través de su página en FaceBook o llamando a su celular, 999 908 3551. Tiene su base en Celestún, una de las mejores zonas de la Península para el birding. Victor es un verdadero conocedor de las aves peninsulares  y habla Español, Inglés y Francés.

– Fuimos transportados con seguridad a todas partes por el Sr. Fausto Lugo, guía especializado en arqueología. ¡Muchas gracias Fausto!

——–

El punto de vista de un fotógrafo

Jacana Norteña (Jacana spinosa). Fotografiada en el CRIT de Mérida, a las 6:30 a.m. (Foto © Iván Gabaldón).

Observar aves es una cosa, fotografiarlas con éxito algo completamente distinto: esta idea es un mantra aquí en RIDE INTO BIRDLAND. Durante un maratón de aves el equipo de pajareros avanzará lo más rápidamente posible, sacando máximo provecho a cada locación, avanzando en ausencia de las aves, detectando en otro lugar varias especies en pocos minutos, avanzando de nuevo.

El fotógrafo, con su cámara y teleobjetivo, intentará no quedarse atrás. Incapaz de esperar por el momento de luz perfecta, quizás piense, “si tan solo pudiese caminar al otro lado de la laguna para poner el sol en mi espalda…”. Pero no habrá tiempo para eso. Intentará aprovechar al máximo cada ventana de oportunidad, a veces con éxito, otras veces fallando miserablemente. Descubrirá que algunas de sus imágenes, aunque no vayan a la carpeta de “las buenas”, serán útiles para el equipo en el campo, bien sea como evidencia de aves avistadas o ayudando a identificar especies difíciles, haciendo zoom en la pantalla LCD de la cámara para apreciar detalles.

Para mí la experiencia fue instructiva y divertida: nuevas aves, nuevos lugares, nuevos guías, nuevas personas. Nadie en nuestro equipo parecía muy obsesionado con “ganar”, lo que nos hizo a todos ganadores al poder disfrutar del día, la compañía y las aves que vimos. Los pájaros hicieron su magia, haciendo nuevos amigos de recientes desconocidos.

¿Logré fotografiar las 160 especies de nuestra lista? Por supuesto que no, es un número absurdo para un fotógrafo. De hecho, de no haber sido por mis excelentes compañeros de equipo, muchas especies habrían permanecido invisibles para mí. Trabajar en solitario es probablemente mejor para un fotógrafo, pero participar en un maratón de aves es una experiencia única y aprender de los demás no tiene precio.

Comparto aquí algunas imágenes, todas captadas dentro de las 29 horas de nuestra frenética pajareada. Observen estas aves, aprecien su belleza, cavilen sobre esta idea: ¿Maratón de aves Xoc Ch’ich’? ¡Lo hago en el 2013!

Patamarilla menor (Tringa flavpipes). (Foto © Iván Gabaldón).

Chipe manglero (Setophaga erithacorides). Foto © Ivan Gabaldon.

Garceta Rojiza (Egretta rufescens). (Foto © Iván Gabaldón).

Participe en el Juego de Identificación de Gaviotas: reconozco a los muchos ejemplares de Rayador Americano (Rynchops niger). ¿Quién le pone nombre a la que viene aterrizando?? (Foto © Iván Gabaldón).

Garza Morena (Ardea herodias). (Foto © Iván Gabaldón).

Trogón cabeza negra (Trogon melanocephalus) (Foto © Iván Gabaldón).

Con su distintivo pico, el Garrapatero pijuy (Crotophaga sulcirostris) no es cualquier pájaro negro. (Foto © Iván Gabaldón).

Una hembra de Colibrí cola hendida (Doricha eliza), avistado en las dunas cerca de la costa del Golfo. (Foto © Iván Gabaldón).

Titira Enmascarada (Tytira semifasciata) (Foto © Iván Gabaldón).

Cuclillo Canela (Piaya cayana). (Photo © Ivan Gabaldon).

Ya habíamos entregado nuestra lista cuando avistamos esta Tángara roja migratoria (Piranga rubra), visitante regular en Mayaland durante época de migración. (Foto © Iván Gabaldón).

I.G.H.

Esta entrada fue publicada en Eventos Especiales, Reportes de Viaje y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Dijiste maratón de aves?

  1. Cherie Pi dijo:

    Your description and insight of the Toh Festival Birdathon should be required reading for anyone interested in participating
    in this great endeavor. Also, I especially like the piece about you as a photographer to describe how difficult it is to obtain great images
    in a few seconds…or less. The Reddish Egret in flight is stunning! Plus how often does anyone photograph both a Squirrel Cuckoo
    and Black-headed Trogon in 29 hours or less! Congratulations!

    Also our team is honored to share first place with your amazing team! Thanks for including us in your write-up!

  2. Thank you so much Cherie.
    Congratulations to you and your team.
    You’re completely right, a Squirrel Cuckoo and Black-headed Trogon, very close to each other. Wonders of the Yucatan Peninsula. 🙂
    Cheers,
    IGH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *